FE Y RAZON

"Omne verum, a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est"

Toda verdad, dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo

(Santo Tomás de Aquino)


Cruzando el umbral de la esperanza, un libro y algo más...

Diác. Jorge Novoa

Cruzando el umbral de la Esperanza, es un libro imperdible, el Santo Padre en un tono coloquial y sencillo nos abre su corazón, éste aspecto para nada torna el escrito en algo superficial, muy por el contrario, sus respuestas penetran cada tema propuesto por V. Messori con profunda claridad, haciéndolo accesible.

Quisiera poner un ejemplo ilustrativo; el Santo Padre, realiza un diagnóstico de la actual situación en el plano filosófico. La penumbra que se posa sobre las corrientes filosóficas contemporáneas, tiene su origen en Descartes, él creo "el clima" que dio origen a la cadena de eslabones que llegan hasta nosotros, con el subjetivismo y el inmanentismo.

La desconfianza que Descartes manifiesta en el plano de los sentidos, para la posibilidad del conocimiento, y la primacía de éste con relación a la existencia, al Esse, van llevando al pensamiento hacia un callejón sin salida. Recordemos su trágica consecuencia, "Pienso luego existo". Lo primero es el pensamiento antes que el Ser, su devastadora propuesta atacó directamente a la metafísica y fundamentalmente a las vías de Santo Tomás de Aquino, verdaderos caminos hacia Dios. Se lamenta el Santo Padre de ésta situación, al tiempo que resalta las diferencias irreconciliables entre ambos sistemas, con sus consecuencias diametralmente opuestas. Por las Vías se va a Dios, por el camino del "Pensamiento Puro" se va hacia un callejón sin salida.

"¡Que distinta es la postura de Santo Tomás, para quien no es el pensamiento el que decide la existencia, sino que es la existencia, el Esse, lo que decide el pensar! Pienso del modo que pienso porque soy el que soy - es decir una criatura- y porque Él es él que es, es decir, el absoluto Misterio increado. Si Él no fuese Misterio, no habría necesidad de la Revelación, o mejor, hablando de modo más riguroso, de la autorevelación de Dios" (pág 57-58)

A este ejercicio docente de nuestro pastor, permítanme agregue, un comentario que también está vinculado con este maravilloso libro. Estando en el Congreso Teológico Pastoral celebrado en Río, bajo el lema, "Familia don y compromiso esperanza de la humanidad", en el año 1997, y siendo uno de los principales protagonistas el cardenal López Trujillo, compartió con los allí presentes la siguiente "Buena Nueva".

El Santo Padre, había donado lo recaudado por las ventas de dicho libro (derechos de autor), con dos objetivos, el primero; la construcción en Africa de un hogar para acoger a los niños que por las injustas y devastadoras guerras quedaban huérfanos, el segundo; la construcción de una casa en Brasil, que permitiera acoger a niños (de ambos sexos) que son llevados al ejercicio de la prostitución. En el corazón del Papa, la preocupación por los niños y las niñas, víctimas de las guerras y los turistas que viajan desde distintas partes del mundo, hacia Brasil, para consumar éste aberrante pecado. Este secreto compartido por el Cardenal López Trujillo, hizo temblar las paredes del recinto por el aplauso cerrado de los miembros de las distintas delegaciones que nos encontrábamos reunidos en Río Centro.

Noticias inadvertidas para la gran mayoría de los diarios, las radios y la TV, que parece se han plegado a Descartes, en lugar de abrir vías, caminos hacia Dios, prefieren, guardando silencio, presentar "callejones sin salida".

 


1